6 Herramientas para Mejorar tu Flexibilidad Metabólica

6 Herramientas que pueden ayudarte a adquirir mayor Flexibilidad Metabólica

La flexibilidad metabólica es la capacidad del organismo para ajustar la oxidación del combustible según su disponibilidad y necesidad.

1.- Restricción calórica intermitente (ayuno):

Esta es una forma de alimentación en la que hay una restricción calórica absoluta o parcial durante un período específico de tiempo.

Los momentos de ayuno eran comunes en nuestros ancestros y el organismo se adapta a períodos de escasez y abundancia.

El ayuno puede optimizar la flexibilidad metabólica activando las vías de oxidación de la grasa.

2.- Dieta baja en carbohidratos:

Las personas con inflexibilidad metabólica suelen tener síndrome metabólico y resistencia a la insulina.

Reducir la ingesta de carbohidratos o seguir una dieta cetogénica puede regular los niveles de glucosa en sangre y mejorar la flexibilidad metabólica.

Una dieta baja en carbohidratos y alta en grasas saludables (aceite de coco, de oliva, aguacate, salmón,…) cambia el metabolismo de los carbohidratos al de las grasas, lo que expone al cuerpo a la cetosis nutricional, donde se utilizan los cuerpos cetónicos como fuente de energía.

mejora tu flexibilidad metabólica

3.- Ciclar macronutrientes:

Variar los aportes de macronutrientes según los estados energéticos predominantes en el organismo, puede mejorar la flexibilidad metabólica.

Cuanta mayor sea la capacidad para alternar entre los diferentes sustratos energéticos, mejor será el rendimiento en cualquier circunstancia.

4.- Hacer ejercicio físico:

El ejercicio físico por sí solo ha demostrado beneficios en la mejora de la flexibilidad metabólica.

Realizar actividad física en ayunas (más o menos intenso según tu forma física) puede disminuir los niveles de glucosa en sangre.

También es importante incluir ejercicios para ganar masa muscular, ya que esto aumenta las reservas de glucógeno muscular y mejora la tolerancia a los carbohidratos.

5.- Regulación de los biorritmos:

Los ritmos circadianos influyen en varios aspectos del metabolismo, como el ciclo de sueño-vigilia, la secreción hormonal, los hábitos alimentarios y la digestión.

Siempre que sea posible, que nuestra ingesta de alimentos coincida (lo más posible) con el ciclo luz-oscuridad para promover un metabolismo saludable.

el entrenamiento de fuerza ayuda a mejorar la flexibilidad metabólica

6.- Uso de suplementos:

Algunos suplementos pueden contribuir a mejorar la flexibilidad metabólica.

Estos incluyen la L-tirosina, la Mucuna pruriens, el agua de mar (con certificados de calidad) y los antiinflamatorios naturales como el jengibre y la cúrcuma.

También existen sensibilizadores a la insulina como el ácido alfa lipoico y la berberina, que pueden mejorar la flexibilidad en los receptores periféricos a la insulina.

Recuerda que es importante trabajar con un profesional de la salud para diseñar un enfoque específico y adecuado a tus necesidades individuales.

La flexibilidad metabólica se entrena y se practica, y cada persona tiene diferentes requerimientos y características.