Ventajas de entrenar fuerza en ayunas

Las ventajas del entrenamiento de fuerza en ayunas son múltiples

El entrenamiento de fuerza en ayunas ha ganado popularidad en los últimos años. Esta técnica implica realizar ejercicios de fuerza, como levantamiento de pesas o ejercicios con máquinas de resistencia, después de haber pasado un período de tiempo sin comer.

A continuación, se presentan algunas de las ventajas que se le atribuyen al entrenamiento de fuerza en ayunas.

entrenamiento de fuerza y nutrición por profesionales

Aumento de la quema de grasas

Cuando se realiza ejercicio en ayunas, el cuerpo no tiene suficiente glucosa en sangre para obtener energía, por lo que recurre a las reservas de grasa del cuerpo para obtener la energía necesaria para el ejercicio. Por lo tanto, el entrenamiento de fuerza en ayunas puede aumentar la quema de grasas durante el ejercicio y mejorar la composición corporal a largo plazo.

entrenar fuerza en ayunas

Mejora del rendimiento deportivo

El entrenamiento de fuerza en ayunas puede mejorar la respuesta del cuerpo a la insulina, lo que significa que el cuerpo puede utilizar mejor los nutrientes y la energía almacenada durante el ejercicio.

Además, puede mejorar la resistencia muscular y la capacidad de entrenamiento de alta intensidad.

Aquí puedes ver otros posibles beneficios del ayuno.

Reducción de la inflamación

Se ha demostrado que el ayuno intermitente reduce la inflamación crónica en el cuerpo, lo que puede ser beneficioso para aquellos que sufren de enfermedades inflamatorias crónicas.

Mayor sensibilidad a la insulina

La sensibilidad a la insulina se refiere a la capacidad del cuerpo para utilizar la insulina de manera efectiva. Un mayor nivel de sensibilidad a la insulina puede mejorar la absorción de nutrientes y el uso de energía durante el ejercicio. El entrenamiento de fuerza en ayunas puede aumentar la sensibilidad a la insulina en el cuerpo.

Ahorro de tiempo

El entrenamiento de fuerza en ayunas puede ser una forma eficiente de entrenamiento, ya que no es necesario dedicar tiempo adicional para la digestión de los alimentos antes de comenzar el ejercicio.

CONCLUSIONES

Es importante tener en cuenta que el entrenamiento de fuerza en ayunas no es adecuado para todas las personas.

Las personas con problemas de salud, como diabetes o hipoglucemia, deben hablar con un médico antes de intentar el entrenamiento de fuerza en ayunas.

Además, el entrenamiento en ayunas puede ser más exigente para el cuerpo, por lo que es importante comenzar con un nivel de intensidad bajo y aumentarlo gradualmente.

En conclusión, el entrenamiento de fuerza en ayunas puede ofrecer beneficios como la quema de grasas, la mejora del rendimiento deportivo, la reducción de la inflamación y la mayor sensibilidad a la insulina.

Sin embargo, no es adecuado para todas las personas y es importante hablar con un médico especializado antes de comenzar a entrenar en ayunas.